MAYETERíA SANLUQUEÑA

 En Eventos, Noticias
  • Antonio Bernal – Maína, Viña La Charanga
  • José Manuel Harana – Atalaya, Viña La Atalaya
  • Rafael J. Rodríguez – Añina, Viña de Morla y Viña de Las 40
  • Daniel Rodríguez – Miraflores Baja y Viña de Los Esbarataos
               Mayetería Sanluqueña

El proyecto “Corta y Raspa” nace en 2016 bajo la tutela de Ramiro Ibañez, bajo la idea de que sean los VITICULTORES los que elaboren sus propios vinos y así conservar el rico patrimonio de viñedos viejos e históricos que aún se conservan en Sanlúcar.

Se rigen bajo una serie de criterios específicos: mantenimiento de viñas viejas, minimización de tratamientos, producciones pequeñas, fermentación espontánea y, sobre todo, mantener la autenticidad y artesanalidad de sus vinos.

Somos un pequeño grupo de viticultores de Sanlúcar de Barrameda que elaboramos vinos
honestos y sencillos de nuestras propias viñas.

Intentando rentabilizarlas y evitar el arranque de muchas de ellas, en algunos casos viñedo viejo. Hemos comenzado desde cero con mucha ilusión, donde poco a poco han ido sumándose más compañeros.
Mayetería Sanluqueña comienza en la añada 2016 con tres mayetos (vigneron en el léxico de Sanlúcar), a los que se han ido sumando cada año nuevos viticultores.

En la vendimia de
2018 hemos logrado ser cinco, y esperamos que en los siguientes años se vayan sumando más compañeros del campo.

Todos estos mayetos tienen que mantener una serie de requisitos en la viña dedicada a la elaboración de los vinos. Incluyendo desde la minimización de tratamientos del viñedo hasta la
reconversión en métodos totalmente respetuosos con el medio, mantener los viñedos viejos, no sobrepasar en ningún caso los 7.000 kg/ha, fermentar espontáneamente en bota, etc. Y no utilizar productos enológicos para mantener el sentido artesanal y de personalidad propia de cada pago.

Los mayetos cumplimos un perfil de gente joven, trabajadora, honrada y que les gusta el pmundo del vino. Que quieren crecer poco a poco a muchos años vista, y con unas ganas
inmensas de aprender y seguir mejorando.
Los vinos los embotellamos bajo la marca genérica “Corta y Raspa” que alude a un tipo de corte especial de la poda de vara y pulgar.

Cuando este corte se realiza por la carrera de verde (posición idónea), se realiza un corte longitudinal, seguido de otro en bisel.

La gente del campo
lo denomina “corta y raspa”. Señalando así al resto de faeneros que pasen por esa cepa durante otras labores, que ese corte es correcto y no necesita modificarse en el futuro.
Para la añada 2018:
Antonio Bernal Ortega, 45 años. Cuarta generación de mayetos. Ubicados históricamente en el pago de Maína, su padre fue también durante mucho años capataz de gran parte del mismo
pago. Saga de mayetos conocidos por “Los Roteños”.Viñedo de 35 años, en albariza de barajuelas. Vino potente con músculo sápido.
José Manuel Harana Yuste, 36 años. Más de cinco generaciones de mayetos. Han trabajado en multitud de pagos, pero actualmente mantienen el mejor viñedo del pago de la Atalaya.
Amenazado actualmente por la expansión urbanística. La viña está en la parte alta, donde se encuentra un foco muy puro de albariza de lentejuelas. Resultan vinos afilados por el tipo de
albariza, pero con cierta estructura por la ubicación de un pago que se haya justo a medio camino entre los pagos frescos más atlánticos y los pagos concentrados de río arriba.
Rafael J. Rodríguez Jiménez, 32 años. Tercera generación de mayetos. Localizados en el cerro de Añina*. Propietarios de Fincas históricas como Casabón, La media naranja, Morla o Las 40.
Rafael para la vendimia 2016 ha elaborado dos de estos viñedos: Morla y Las 40. Uno de perfil más biológico y otro más estructurado, recordando a un amontillado directo. Viñedos de 20-35
años en tosca cerrada.
Daniel Rodríguez, 38 años. Quinta generación de mayetos. Ubicados históricamente en el pago de Miraflores, su padre y sus tíos pertenecen a la famosa saga de mayetos conocidos por “Los Esbarataos”. Viñedo de 65 años, en albariza de lentejuelas y lustrillos. Vino afilado con perfil de hidrocarburos y petróleo.
Javier Bianchi, 43 años. Tercera generación de mayetos. Ubicados históricamente en el pago de Cabezudo. Viñedo de 35 años, en albariza parda. Vino muy amable con estructura media.

Esperando la vendimia 2019. Seguro llena de sorpresas.

Blancos originales a cualquier hora y estación!

Enhorabuena Mayetos!!!

 

 

 

0

Comienza a escribir y pulsa Intro para buscar

La erótica del velo